jueves, 17 de enero de 2008

UN PEQUEÑO GRAN MILAGRO



Me ha costado mucho decidirme a seguir escribiendo. Mi propósito desde que inicie este blog es contar las cosas que Dios hace en mi vida y que esas experiencias puedan ser de bendición para otros. Cuando tengo oportunidad las comparto personalmente . Hay algunas personas que al escucharme, me dicen que por qué, si he visto tantas veces la mano de Dios actuando a mi favor, aun me atemorizan algunas cosas, aun me angustio ; eso me pone triste, porque es verdad que aun siento temor y angustia en algunas situaciones. Hoy estaba compartiendo esto con una persona que siempre me pregunta como estoy. Le decía que es cierto que algunos temores me hacen angustiarme,pero los que ven eso en mi, no tienen ni la mas remota idea, de todos los que Dios me ha quitado. Tal vez, solo mi familia que realmente ha estado conmigo siempre, sabe de que hablo. Yo era la mujer mas temerosa de la familia. Tenia miedo de todo, de todo. Me daba terror hablar en público, me daba pánico estar sola en un lugar oscuro, visitar al dentista , que me pusiera una inyección , subir a un elevador, preguntar cuando tenia alguna duda, exponer una idea, conducir un auto, que mi esposo no estuviera conmigo, bueno, hasta dormir me daba terror; cada noche era una pesadilla a tal grado que muchas veces le suplicaba a mi esposo que no dejara que me durmiera, para mi, dormir no era una experiencia agradable, era como entrar en un mundo de horror. Creo que solo el que ha pasado por algo así puede entenderlo. Se que algunas de las cosas que mencioné como ir al dentista o hablar en publico, son temores comunes, pero lo que yo sentía no era un simple temor, era pánico, no podía hacerlo. Subir a un elevador, era imposible para mi, un día tuve que subir por las gradas los 17 pisos de un edificio donde tenia que hacer un trámite, me sigue disgustando tener que subir a uno, pero ahora puedo hacerlo. Dios en su infinito amor me libero . Uno de los mas grandes temores era que mi esposo no estuviera conmigo, así que el día que sucedió el accidente, todos pensaron que no lo podría resistir, no sabían como darme la noticia, pero increiblemente, ese día, como dijo Job:"de oídas te había oído, pero ahora mis ojos te ven", ese día, vi de una manera real, una vez mas el poder de Dios en acción, el me dio fuerza y paz en aquella terrible situación, mi esposo se fue con Dios, y yo me quede con mis tres hijos aun niños que llamaban a gritos a su padre que era un excelente padre, tenia que enfrentar sola todas las cosas que vinieran, bueno humanamente hablando, por que Dios ha estado conmigo. Tuve que hacer muchas cosas que antes no me atrevía, como conducir el auto, y muchas cosas mas. Aun quedan como dije, temores que me causan angustia, pero El ha prometido que los quitara de mi poco a poco.


"Poco a poco, el Señor irá expulsando de delante de vosotros a estas naciones; vosotros no podríais acabar con ellas de una sola vez, porque el número de bestias salvajes aumentaría a vuestro alrededor y os atacarían " Deuteronomio 7:22


Espiritualmente esas naciones son todas las áreas negativas que aun tenemos , pero al expulsarlas de nuestra alma, deben ser sustituidas por cosas que sean de bendición, no pueden ser expulsadas sin poner nada bueno en su lugar, porque entonces solo cambiaríamos de una cosa a otra diferente pero tal vez, mas negativa. Así que estoy segura absolutamente, que Dios sigue estando conmigo, que no me ha dejado nunca y que El me ama con un amor tan grande, que tiene misericordia de mi, nunca me señala ni me acusa, solo me dirige, me corrige, pero con amor y sabiduría. Un día, una de esas personas que señalan los temores que tengo, me dijo en tono de burla que yo solo hablando de milagros vivía, que para mi todo era un milagro. Le respondí que si, que veo como Dios obra en mi vida de una manera asombrosa, que es como un perfecto juego de ajedrez en el que cada pieza es colocada en el lugar exacto y en el tiempo justo. Le dije también: -En el patio lateral de mi casa, hay un manzano, por dos o tres años dio abundantes y deliciosas frutas, pero después de eso no dio mas, han pasado años, pero si yo encontrara una sola manzana en ese árbol, para mi seria un milagro- Aquella persona solo sonrió y se fue. A los dos días, salí al patio donde estaba el manzano y cuando vi hacia su follaje ¡Había una hermosa manzana! una sola. Llore, y le agradecí a Dios el regalo que me estaba dando, su respuesta maravillosa. El árbol no dio mas manzanas ni ese año ni ningún otro. Pero yo, recordare siempre ese pequeño gran milagro que fue un regalo de Dios que seguramente sonrio al ver mi asombro y mis lagrimas de gratitud.

14 comentarios:

Norma dijo...

Querida Liz:

Creo absolutamente que Dios obra milagros en aquellos que están en profunda Comunión con El.
Es un hecho extraordinario tu relato: la manzana en el árbol, ¡qué maravilla!, sí un gran milagro. Son sus amorosas señales para acrecentar nuestra fe.
Que Dios te bendiga
Una abrazo
Norma

Lizeth dijo...

Querida Norma: me alegra mucho saber de ti nuevamente, gracias por tu visita y comentario.
Dios te bendiga.

Angie Sandino dijo...

Que increible Lizeth, me parece un mensaje único el que haya aparecido esa manzana, y asi entonces espero también se desaparezcan los temores que aún existen en ti...

Un fuerte abrazo para ti y la SIlvita.

FENIX dijo...

Querida amiga, yo creo que los temores son normales, es nuestra escencia, y tengo la plena certeza que seguiras venciendolos uno a uno ya que efectivamente, papà dios te guia de su mano.

un abrazo cordial.

FENIX dijo...

Mi querida lizeth, por desgracia la direcciòn de correo que aparece en mi blog, por tecnicismos, no me es posible abrirla, solo funciona para msn, te dejo mi correo para que si es posible, me escribas ahi:

javier.lopez.martinez122@gmail.com

estarè encantado de entablar comunicaciòn contigo.

un abrazo.

♥♥♥JOSELYN♥♥♥ dijo...

DIOS es bueno; sus privilegios pueden variar, pero su naturaleza es siempre la misma. Dios no siempre nos da lo que le pedimos en el tiempo en que se lo pedimos pero SIEMPRE nos da lo que necesitamos en el momento que lo necesitamos. BENDICIONES DEL TODO PODEROSO...FELIZ VALENTIN

Mónica Lima Quinto dijo...

La verdad es que todo lo que está a nuestro alrededor es un milagro, la vida también y como bien has dicho Dios nos ofrece lo que va a sernos de bendición en el momento justo.
Dios se manifiesta de formas insospechadas, ¡si lo sabré yo!.
Saludos Lizeth

Lizeth dijo...

Angie, Fenix, Joselyn,Mònica: les agradezco su visita y comentarios, son todos muy especiales y en cada uno de sus blog he apendido muchas cosas muy interesantes y sobre todo he tenido la bendiciòn de conocerlos a travès de lo que escirben. Dios los bendiga.

FENIX dijo...

Mi querida Lizeth, no imaginas todo lo que yo he aprendido de ti, gracias por estar, me regalarias una visita mas ?, me interesa saber tu opiniòn a mi reciente post.

un abrazo.

Hijo del Rey dijo...

Lizeth: Te entiendo perfectamente. Hay muchas cosas que el Señor tiene que ir limpiando poco a poco de nuestro corazón. El solo hecho de respirar es un precioso milagro que Jesús le regala aun a aquellos que se burlan de Su Nombre. Si fueramos perfectos ya estaríamos con Dios, no crees? Te digo algo más: No sé por qué comenzaste esta entrada con las palabras: "Me ha costado mucho decidirme a seguir escribiendo...." Pero debo decirte que estaba listo para cerrar Tierra de la gracia, ya que hace tiempo que se me hace difícil seguir escribiendo. Tu post fue como un mensaje del Señor. No voy a dejar.
Podes anotarlo como un nuevo milagro de Dios!
Te mando un fuerte abrazo de oso!

Lizeth dijo...

Daniel:pues seràn dos milagros màs, tu comentario ha sido una respuesta de Dios para mi. Te dejo la explicaciòn completa en tu blog. Dios te bendiga.

Lizeth dijo...

Monica: tu vida es un testimonio de que Dios es real, que està vivo y que nos ama con amor eterno, gracias por compartirlo y por tu visita. Dios te bendiga.

Hijo del Rey dijo...

Ja ja ja ! Que Dios grande tenemos!

Lizeth dijo...

Si Daniel, ¡Que Dios grande tenemos! y aunque vemos su obra maravillosa cada dìa, siempre nos admiramos de lo que hace. Sus misericordias son nuevas cada mañana, y grande es su fidelidad. Es maravilloso ver como puede hablarnos,para El no hay distancia, ni tiempo, para El no hay nada imposible.
¡ALELUYA!