miércoles, 4 de julio de 2007

DE LAS TINIEBLAS A LA LUZ


Hoy hace un año, muy temprano, recibì una noticia que me dejò impactada y llena de sentimientos encontrados: tristeza, dolor, agradecimiento, gozo. Hoy recordàndolo, retrocedì en el tiempo muchos años, hasta los dias en que estaba por terminar mi carrera, eran las vacaciones del quinto grado, el pròximo serìa el ùltimo .Casi todos los años, desde que eramos niños, para las vacaciones ibamos a la costa a visitar a nuestra familia que vivìa ahì. Esos dìas , los niños de las casas vecinas nos invitaban a jugar con ellos por la noche, en la calle de la cuadra. Jugabamos , o nos sentabamos en la acera a escuchar historias de terror o de aventuras; mis hermanos y yo escuchabamos, los otros niños sabìan muchas. Ese año, me habìa adelantado, mi mamà y mis hermanos llegarìan unos dìas despues, yo fuì a realizar uno de los proyectos que requerìa para graduarme, alfabetizar. Los niños vecinos, igual que yo , eramos ahora unos jòvenes a punto de graduarnos, pero aún nos reuniamos de vez en cuando en el mismo lugar a conversar. Una de esas noches en que estuvimos reunidos, apreciò un jòven para mi desconocido aunque era de la misma cuadra. Era todo lo contrario que yo: muy atractivo, extrovertido, popular y no le importaba para nada el estudio, ni la educaciòn,uno de sus pasatiempos era el boxèo. Cuando nos presentaron, me preguntò en que grado iba y al responderle, hizo un gesto de asombro y luego se riò,eramos de la misma edad pero el iba apenas en el primer grado de secundaria y no tenìa ningun interès en seguir. Despues de ese dìa, varias veces lo vi pasar a toda velocidad en su gran moto negra, o recostado bajo una palmera en el pequeño parque infantil que estaba frente a la casa de mi familia. Me saludaba muy alegre y siempre me decìa algo amable. Era como la cigarra de la fàbula, su único interes era pasarla bien. Y apesar de tanta diferencia nos hicimos amigos y despues me pidiò que fueramos novios, ¡¿novia yo de ese muchacho tan atractivo y popular?!, era increible para mi, y no lo pensè, dije que sí. Creo que de alguna manera aparte de lo guapo que era, habìa una protesta muda dentro de mi, antes conocì a alguien que era estudioso, educado y con deseos de superarse, y no me permitieron su compañía, ahora no me importarìa lo que dijeran, bueno ,eso pensè entonces, pero mi familia siempre tuvo un empeño muy grande en saber como eran las personas con quienes hablaba,(en mi familia, losmayores son como padres para todos y los menores como hijos de todos)
Asì que como era de esperarse al poco tiempo, argumentando todo lo malo de la condúcta de aquel muchacho y agregando que además ingerìa bebidas alcohólicas y drogas(algo que yo no sabìa) me prohibieron que siguiera con el. Yo no podìa creer que hiciera tantas cosas malas, conmigo era diferente, era muy respetuoso .De cualquier manera para entonces yo ya no estaba de vacaciones, asì que solo me comunicaba con el por carta. Pero con el tiempo me di cuenta que era verdad lo que decìan de el. Poco a poco se iba metiendo en problemas màs serios hasta que dejamos de comunicarnos. Para mi fuè muy triste,yo lo amaba y valoraba mucho que siendo tan popular y atractivo se fijara en mi y me tratara con tanta consideraciòn y respeto. Pero ya no había solución, como siempre pasaba, era otra persona a la que tenìa que renunciar. Durante los años siguientes pedì a Dios por el, yo sabía que El era el ùnico que podìa sacarlo de la vida que llevaba. Las noticias que tenìa de el, eran cada vez màs alarmantes, muchas veces estuvo en prisiòn y en peligro de muerte, se volviò muy violento; dejò de ser popular, poco a poco fué cambiando aún su aspecto físico hasta que llegó a parecer un vagabundo. Alguna vez fuimos de visita donde mi familia, ahora con mis hijos y si tenìa la oportunidad de verlo y saludarlo lo hacìa, y siempre que pude le hablé del amor de Dios. A principìos del año pasado recibí una llamada, del otro lado de la linea alguien dijo:Dios la bendiga y mi nombre,¡Aquella voz era inconfundible, era el! ¡sonaba tan alegre! me contò que ahora era cristiano, y yo querìa saltar de gozo, y dar grìtos de jùbilo para agradecer a Dios su misericordia y su incomparable poder. Así fué como volvimos a comunicarnos, no personalmente, estabamos muy lejos, pero por telefono. Fuè una bendición poder compartir todo lo que El Señor habìa hecho en nuestras vidas. Alguna vez pudimos orar juntos a travez de la linea telefònica. Un día me llamó, me dijo:-tengo que contarle algo ..,estoy enfermo y dentro de poco voy a morir, pero no estoy triste, al contrario estoy alegre- me dijo y agregò:- Hay un canto que me gusta mucho, es uno que dice:"LEVANTO MIS MANOS, AUNQUE YA NO TENGA FUERZAS, LEVANTO MIS MANOS, AUNQUE TENGA MIL PROBLEMAS"..., para mi fuè una terrible noticia, ahora que había salido de aquel mundo de tinieblas y que se encontraba disfrutando de la luz , Cristo. Pero era verdad, poco a poco se fuè poniendo peor, tuvo un ataque de hipo que no se le quitò más, sus riñones dejaron de funcionar y por último tuvo que ser ingresado a un hospital de la capital,(era la consecuencia de su vida pasada) yo querìa ir a visitarlo, pero simpre pasaba algo que lo impedìa, hasta que un dìa por fin pude ir con David, mi hijo, cuando llegamos estaba como privado, pero al escucharnos hablar se levantó, de nuevo,despues de tantos años, vovì a ver sus ojos, eran muy bonitos, lo recordè cuando eramos jòvenes y mi corazòn llorò viéndolo ahora tan enfermo, dijo que querìa salir de ahì, y por un momento sentì que deseaba caminar de regreso todo el camino hasta donde comenzò su viaje a las tinieblas. Fuè solo un instante, despues cayo de nuevo en la cama y sus ojos volvieron a cerrarse. El tiempo de visita estaba llegando a su fin, una enfermera llegò a inyectarlo y seguramente era muy doloroso por la expresiòn de su rostro y por el clamor que dirigìa a Dios, entonces oramos una vez màs, mi hijo el y yo; despues tuvimos que salir, la visita habìa terminado. El dìa siguiente por la mañana alguien me llamò para avisarme que unas horas despues de que salimos del hospital, habìa muerto. Fuimos las ùltimas personas que estuvimos con el ,fuera del personal médico. La noticia hizo que el llanto llegara a mis ojos sin poder evitarlo, llorè de tristeza, de dolor, pero tambien de agradecimiento a Dios, me habìa dado el privilegio de acompañarlo el último día que estuvo en esta tierra, y sobre todo, ¡El lo habìa salvado! Se que hoy està gozando de la presencia de Dios y yo estoy aquì escribiendo para compartir algo de su testimonio como el muchas veces quiso hacer y ya no pudo. ¡Gracias Señor por la obra de tus manos en su vida!




15 comentarios:

Daniel Carrica dijo...

Lizz, yo conocí al Señor cuando tenía 34 años. Mi vida como músico me llevó a lugares extraños y a personas mucho más extrañas aún, y aunque nunca hice nada violento, ni robé ni estuve preso, sí me drogaba porque a pesar de tenerlo todo (todo lo que un hombre puede desear, el que lee entienda)cuando me quedaba solo el engaño y la vanidad se evaporaban y realmente me sentía vacío y miserable. Jesús llenó mi corazón hace 14 años. Luego de perderlo todo y sentir que había llegado al fondo de un profundo foso, fue allí de donde me rescató nuestro Dios. Muchas veces, la única forma de levantar la cabeza y mirar al cielo es que el excremento te llegue hasta el cuello. Y bien, yo tengo un amigo que paso por lo mismo que el tuyo y también está con el Señor, a veces, mal que nos pese, cuando pensamos que nuestras oraciones no surten efecto es porque Jesús conoce los corazones y sabe que es mejor llevarse a un hijo antes que dejarlo y perderlo. Es difícil de comprender, pero yo lo entiendo así.
Y además Dios no ve a la muerte como la vemos nosotros.
Piensa en esto: Volveremos a verlos!!

Lizeth dijo...

Gracias Daniel, es una bendiciòn leer lo que escribiste y sí, yo tambien creo que El Señor se lleva a sus hijos para librarlos de volver a caer, se que para Dios todos viven y que un dìa volveremos a encontrarnos, asì que aunque humanamente es triste, no es como aquellos que no tienen esperanza.

Una cristiana alocada. dijo...

Bueno ma, asi leida la historia la entiendo mejor. Será por que a mi los relatos hablados no me saben igual que los escritos.

Hasta me sentí medio triste.

Es que sabes que pasa, a veces creo que es algo dificil ver a la mamá de uno asi de esa forma.

Creo que al leer esto me doy cuenta de que mis hijas me ven y me verán como su madre y punto.
Por que creo que asi es como yo te miro. Es dificil imaginarte de adolecente enamorada, es dificil imaginarte cuando quedaste sin mi pa y vino ya sabes quien a buscarte, no se, creo que una parte de mi no te asimila con mariposas en el estomago o dando besos apasionados, o con novio, o algo asi.
Se que igual nunca quisiste aceptar su propuesta pero seguro si trato de ponerme en tu lugar, debió ser muy dificil, por que el era tu gran amor de antes.

Y con este señor del que hablas pues... siempre que lo vi dije dentro de mi: que horror!! mi ma si que tenía unos gustitos barbaros.

Pero ahora que ya crecí y que yo misma puedo ver lo que el tiempo y la mala vida hacen en la gente, al ver talvez a algun compañero, pues entiendo que no debió ser siempre asi.

Debió ser triste. Pero si, tiene una parte muy alegre, por que ahora sabes que no fue una despedida, solo un pequeño distanciamiento.

Manlio Hector dijo...

Liz amada:
Cuantas cosas guardadas tiene tu corazón de cordero,cuantos anhelos y esperanzas,cuantos sueños y deseos,cuanta cercanía con el Padre,en el dolor y sufrimiento.
Cuanto por compartir y cuanto por amar,cada día más.

Eres hermosa amiga mía,porque has conocido el camino de la vida,que es para arriba.

Vázquez dijo...

nEn el fondo todos temenos saber que nos pasará mas allá de la muerte. Algunos se consuelan buscando la salvación con alguna creencia o religion. otros solo aceptamos la muerte y nos avetamos a ella con ojos bien abiertos y los brazos extendidos para disfrutar al maximo el ultimo momento de vida. aun asi, no importa como la enfrentemos, lo que si es seguro es que: hacemos en vida, hace eco en la eternidad.

Daniel Carrica dijo...

Vive como si Dios te esperase después de la muerte.
Si no hay Dios ni nada, no lo sabrás ni te podrás lamentar ni quejar... pero, y si lo hay?

Lizeth dijo...

Hno.Manlio: gracias por tus palabras y por tu apoyo.
Lu: que bien que ahora lo entendiste. Y si, es dificil ver a la mamà de uno en otro papel que no sea el de madre.
Daniel:gracias.
Victor:pues si, tienes razòn,lo que hacemos en vida hace eco en la eternidad. Pero si no hay nada despues de la muerte ¿que importa la eternidad?. Te aseguro que no TODOS tememos lo que nos pasarà despues de la muerte.
Desde que era pequeñita hasta que tenìa 15 años, creí que TODOS miraba exactamente como yo, aunque parezca dificil de creer, hasta esa edad alguien se diò cuenta de que yo no miraba bien. Me llevaron al oculista, ¡tenía miopia!,(las cosas las veìa totalmente borrosas, pero segùn yo,asì eran, no tenìa forma de comparar,(y como casi no hablaba con nadie, pues menos) ¿como? solo que alguien me prestara sus ojos un momento y eso no podìa ser, jamas habìa visto nada como era hasta entonces, tu que eres ingeniero habras leído de eso. Así que me pusieron lentes ¡Fue maravilloso! ¡Por primera vez vi las cosas como realmente eran!, entonces me deleitè tanto en todo, que no me importó que era una adolescente y que se burlarìan de mi.
Espiritualmente pasa lo mismo, te lo aseguro. Siempre es muy bueno leer tus comentarios, Dios te bendiga.

FÈNIX dijo...

Muy buena historia, llena de sufrimiento y aprendizaje.

me hizo reflexionar.

un saludo cordial.

Amor dijo...

lo que cuentas es impresionante, una historia de esas que uno no comprende que suceden también en la vida real, y has sido la protagonista, me ha encantado
enhorabuena por ser como eres y un abrazo muy fuerte
amor

Lizeth dijo...

amor: Muchas gracias. Si, me toco ser una de las protagonistas, aunque fuè muy doloroso, tambien me alegra haber tomado parte en esa historia. Conocer a aquel muchacho no fuè en vano, tuvo un propòsito de bendiciòn.

Lizeth dijo...

Fenix: como escribì en tu blog, tu eres un atalaya para muchos jóvenes. Dios te bendiga.

JOSELYN dijo...

Hola lizeth. Una persona podría cambiar su vida, por Dios o Por ideales, si aquella persona esta conciente que si quiere y desea nada es imposible, solo Dios la cambia si solo lo acepta si no, No es posible aun con su querer.. bendiciones chauuu

Maese dijo...

Hola Lizz, saludandote y deseandote lo mejor. No dejas de sorprenderme nunca.
Que estés muy bien

PEPE dijo...

Muy buenas tardes lizzet, creo que Jesucristo vino precisamente a buscar y a salvar a personas como el personaje de tu historia, pues que necesidad tienen los sanos de un doctor? Gracias a Dios que conocio la salvacion por medio de Jesucristo y que de alguna manera tus palabras hicieron efecto en su corazon y tomara el mano de su salvador en su viaje al paraiso, lo lindo de todo esto es que todos nos volveromos a aver ahi, en donde no hay dolor, ni tristeza, en las bellas calles de oro y mar de cristal aunque para llegar ahi es harto dificil pues se necesita llevar una vida acorde a los preceptos de Dios y como humanos eso nos cuesta. Sigue bendiciendo a tu familia con tus mensajes y de paso a todos los que te leemos. Abrazos
PEPE

Lizeth dijo...

Joselìn, Maese, Pepe, muchas gracias por su visita y comentario. Dios los bendiga.