domingo, 19 de agosto de 2007

LLEVAR SU CALZADO







Un día fui con mi hija a la capital y de regreso, al atravesar una calle para subir al bus , ella dio un grito, `muy asustada le pregunté lo que había pasado, íbamos las dos juntas, entonces me dijo:-¡Me robaron los aretes!-(pendientes). En un instante, le habían arrancado las dos argollas de oro que llevaba. Me cuenta que casi se volvía para perseguir al ladrón y la detuve, fue algo instintivo. Luego se puso a llorar. Entonces yo me enojé mucho:- ¡¿Como podía ponerse así?, eran solo unos aretes!, Pero al momento estaba la Palabra de Dios diciéndome:-Tu que juzgas, haces lo mismo-.


"Por eso no tienes disculpa, tú que juzgas a otros, quienquiera que seas. Al juzgar a otros te condenas a ti mismo, pues haces precisamente lo mismo que hacen ellos" Romanos 2:1


¿¡Que!? ¡yo no!, nunca he valorado mucho las joyas, para mi no tienen importancia. Pero Dios me dijo:-" no, no lo haces con las joyas, lo haces con tus libros"- . Era así, nunca me han interesado mucho las joyas:collares, aretes, pulseras, anillos, nada de eso, pero tenía como joyas mis libros y actuaba peor que mi hija, si perdía uno, por haberlo prestado o por que a alguien le gustó , lo tomó sin pedírmelo y ya no supe más de él. Entonces, ahí , ya en el bus yo también lloré,(dice un canto:"yo no podría estar ante ti, escuchándote hablar sin llorar como un niño", y es verdad, es imposible escucharlo si llorar de gozo,no importa que sea su voz para corregirme) le pedí perdón y dije: - no soy digna de llamarme cristiana-. El nos manda no juzgar y yo hago lo contrario.


Siempre quise saber que querría decir Juan el Bautista con estas palabras: "Yo a la verdad los bautizo en agua para arrepentimiento, pero el que viene atrás de mi, CUYO CALZADO YO NO SOY DIGNO DE LLEVAR"....Matèo 3:11 Ahora tenia la explicación, ese fue otro pasaje de la Palabra, que vino a mi en ese momento. Ahora, entendía lo que quiso decir, no somos dignos ,sin embargo, lo llevamos por su misericordia. (el calzado en el Nuevo Testamento simboliza el Evangelio y el Evangelio quiere decir: Buenas Noticias o Buenas Nuevas.) Y nosotros los cristianos, tenemos esas buenas noticias para nuestra vida y para llevarlas a otros.


"Y calzados los pies con el apresto del Evangelio de la paz" Efesios 6:15 "Cuan hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas...."Isaías52:7


Una de las mejores noticias que tenemos y compartimos es que Dios es nuestro Padre, que como tal, El nos ama con amor eterno, que nos guía y nos corrige. El dice que no debemos juzgar pero muchas veces lo hacemos, y como nosotros solo vemos la apariencia de las cosas, también, muchas veces lo hacemos mal. Es como medir a la persona, poniendo según nosotros las dimensiones correctas . “No juzguéis a nadie, para que Dios no os juzgue a vosotros. 2 Pues Dios os juzgará de la misma manera que vosotros juzguéis a los demás; y con la misma medida con que midáis, Dios os medirá a vosotros." Mateo 7:1


Podemos decir de alguien:-¡Que barbaridad, como está haciendo eso,es terrible, debería de haber hecho esto otro, seguro que yo hubiera actuado diferente!- ( bueno, lo digo primero por mi, por que lo he hecho, he hablado así).


Pero ahí está mi Padre, escuchándome, y es como si me respondiera: -Ah, si?, ¿así que tu harías de esa forma?- , -Pues vamos a ver-, y cuando menos lo espero, ¡estoy en "los zapatos de la otra persona"!. Ahora seré medida con la medida que yo le puse, y como es de esperar, el resultado es que no di la dimensión que tan facilmente le otorgué a la actitud de otro. Y me pasa lo de aquel rey Belsasar: " En aquel momento apareció una mano de hombre que, a la luz de los candiles, comenzó a escribir con el dedo sobre la pared blanca de la sala. Al ver el rey la mano que escribía, 6 se quedó pálido y, lleno de miedo, comenzó a temblar de pies a cabeza. 7 Luego se puso a gritar y llamar a los adivinos, sabios y astrólogos de Babilonia, y les dijo:
–El que lea lo que ahí está escrito y me explique lo que quiere decir, será vestido con ropas de púrpura, llevará una cadena de oro en el cuello y ocupará el tercer lugar en el gobierno de mi reino. " Daniel 5:5-7


Entre otras cosas, cuando llegó Daniel a explicarle lo que quería decir aquel mensaje:MENÉ, MENÉ, TEKEL y PARSÍN, le dijo:" TEKEL: Pesado has sido en balanza, y fuiste hallado falto."Daniel 5:27


Así que al estar en la misma situación del otro, me doy cuenta que las cosas no eran tan fáciles como yo creí, y que no soy capaz de hacer lo que, como" juez " dictaminé .


Así que aprendo que la próxima vez tengo que tener más cuidado al emitir un juicio basada solo en las apariencias, o mejor, que El Señor me ayude a no juzgar como juez. Porque podemos juzgar en otro sentido, y ese es para discernir lo que es bueno o malo para nosotros. ""No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio" (Juan 7:24).


Y cuando, después de ser perdonados de nuestro error, falta, pecado,por el infinito amor y la misericordia del Padre, que El, nos auxilie(me auxilie) para aplicar esa misericordia a otros que estén pasando por lo mismo que yo pasé y no sentir que fue por mis fuerzas y entonces volver a señalar y a juzgar. Que no haga, como aquel hombre de la parábola:


"Por eso, el reino de los cielos se puede comparar a un rey que quiso hacer cuentas con sus funcionarios. 24 Había comenzado a hacerlas, cuando le llevaron a uno que le debía muchos millones.25 Como aquel funcionario no tenía con qué pagar, el rey ordenó que lo vendieran como esclavo, junto con su esposa, sus hijos y todo lo que tenía, a fin de saldar la deuda. 26 El funcionario cayó de rodillas delante del rey, rogándole: ‘Señor, ten paciencia conmigo y te lo pagaré todo.’ 27 El rey tuvo compasión de él, le perdonó la deuda y lo dejó ir en libertad.
28 “Pero al salir, aquel funcionario se encontró con un compañero que le debía una pequeña cantidad. Lo agarró del cuello y lo ahogaba, diciendo: ‘¡Págame lo que me debes!’ 29 El compañero se echó a sus pies, rogándole: ‘Ten paciencia conmigo y te lo pagaré todo.’ 30 Pero el otro no quiso, sino que le hizo meter en la cárcel hasta que pagara la deuda. 31 Esto disgustó mucho a los demás compañeros, que fueron a contar al rey todo lo sucedido. 32 El rey entonces le mandó llamar y le dijo: ‘¡Malvado!, yo te perdoné toda aquella deuda porque me lo rogaste. 33 Pues también tú debiste tener compasión de tu compañero, del mismo modo que yo tuve compasión de ti." Mateo 18:23


El nos ha puesto ese calzado y un anillo como al hijo pròdigo, y esas dos cosas eran sìmbolo de que el padre, le otorgaba la dignidad de ser su hijo. "El hijo le dijo:-Padre, he pecado contra Dios y contra ti, y ya no merezco llamarme tu hijo-. Pero el padre ordenò a sus criados:-Sacad en seguida las mejores ropas y vestidlo; ponedle también un anillo en el dedo y sandalias en los pies" Lucas 15:21


NO SOMOS DIGNOS SEÑOR, PERO POR TU MISERICORDIA LLENANOS DE TU GRACIA PARA LLEVAR TU CALZADO.
"

12 comentarios:

Una cristiana alocada. dijo...

Pues si, uno siempre anda alli juzgando pero no se pone a pensar lo que la otra persona puede estar sintiendo para actuar de ese modo.
Yo a veces tambien lo hago con vos y no entiendo por que actuas de cierta forma en determinado momento. Pero seguro tus motivos debes tener.

Igual aunque seamos tan diferentes te quiero mucho.

Lo de las joyas era verdad. Antes eran extremadamente importantes para mi, pero una a una todas las que tenía desaparecieron de mi vida y cada vez que perdia otra de uno u otro motivo (me la robaban, se arruinaba, la perdia, etc.) sentía que me arrancaban el pedazo de corazón, hasta que me quede sin ninguna, exepto mi anillo de graduación.

Pero llegó un momento en el que las joyas ya no significaban lo mismo para mi. Ahora despues de que las sacó de mi corazón, Dios me ha dado algunas nuevas, pero ya no ejercen sobre mi el dominio de antes, solo son... joyas. Les doy el valor que tienen, nada mas.

Y lo de tus libros....
Cosa terrible prestarte alguno, ya ni los mios que deje en tu casa puedo irme a traer a gusto por que la regañadera. Pero en fin, ya se te pasará. (ya no es tanto como antes)

Lizeth dijo...

Si, ya no es tanto como antes, mas bien, nada que ver de como era antes. Hasta he pensado en donarlos, bueno, mejor dicho, no solo lo pensè, ya lo hice con varios, tal vez los màs valiosos para mi, por que son antiguos,(y viejos tambien), de principios del siglo pasado, vaya que encontrè a la persona ideonea para tenerlos, ella los valorarà, tiene un buen lugar para guardarlos y yo no.
Y yo tambien te quiero mucho. Nada menos que sos ¡mi ùnica hija!,
aunque quiero igual a tus hermanos.

Angie Sandino dijo...

Cuesta mucho ser y hacer la palabra de Dios, llenamos nuestra boca de palabras misericordiosas pero son nuestros actos los que nos traicionan, hemos de tomar el ejemplo de tus libros, y vemos que efectivamente eres humana y tu corazón siente ira al sentirse víctima del abuso, cuesta mucho pensar que cuando esto te suceda nuevamente, podras abandonarte al pensamiento de la indiferencia, cuesta mucho, pero Dios nos va labrando como la piedra en el rio, y poco a poco vamos cediendo a imitar sus actos y volvernos dignos de su amor.

Un beso y muy bonita reflexión!

JOSELYN dijo...

Somos pecadores aun asi Dos nos ama y no juzga al contrariO el nos da libertad para seguir su ejemplo y nunca mas pecar contra tu hermano y contra ti misma, seremos dignos de llevar el calzado si enmendamos el error que solo dios nos salva. Muchas bendiciones chau....uuu

FENIX dijo...

Grandes verdades escribes querida amiga, siempre serà necesario hacerlo que dices,ponerselos zapatos del otro, estoy en èse camino,ojalàlopueda hacer siempre, te dejo un abrazo cariñoso.

Manlio Hector dijo...

Liz amada:
Y aún será necesario dejar todas las demás cosas en el camino,pues:Quien no ha dejado esposo ó padre ó hijos ó casa...no es digno de Mí.
y..No llevéis nada para el camino,ni bordón,ni alforja,ni pan,ni dinero;ni llevéis dos túnicas.
Y también: Ve,vende todo y daseló a los pobres..
Despúes de todo estamos vistiendo un manto de justicia que no es nuestro,y hemos ganado una Victoria,peleada por otro.

Maese dijo...

Pues siempre somos muy dados a juzgar, jamás vemos nuestras fallas y creemos ser perfectos.
Nueva enseñanza
Saludois

Smooth dijo...

maniaco blog, saludos

Mónica Lima Quinto dijo...

Son errores que cometemos como humanos, dice el refrán "la olla le dijo al comal", también dice la sagrada escritura "miras la paja en el ojo ajeno pero no la viga que llevas en tu propio ojo".
Sin ánimo de ofender y con todo respeto, la escritura tiene un fin: que aprendamos a ser felices sin que para ello destruyamos al otro, porque si le hacemos daño al prójimo a nosotros mismos nos dañamos. Yo no visualizo a un Dios vengativo, castigador, de miedo o a alguien que busque en que nos equivocamos, no lo concibo así sino como un Dios de AMOR.

Lizeth dijo...

Mònica: Claro que Dios es un Dios de amor, mejor dicho Dios es el amor mismo, y yo nunca he tomado las cosas que paso como un castigo, sin como una enseñanza, y me gozo de su amor. Tal vez serà que no me se expresar. Pero que aùn en esto El enderezca lo que yo tuerzo. El amor de Dios es incomparable.
Dios te bendiga.

Lizeth dijo...

nena, Angie,Joselyn,Fenix,hermano Manlio,Maese,Smoot, Monica, que el amor de Dios que està siempe con ustedes ,los llene por completo. Y les revele cada día algo nuevo.
Dios los bendiga.
Padre: te pido especialmente ahora por este jòven,Smoot, no se su nombre pero tu lo sabes, y no solo su nombre, Tu sabes todo de el, Tu que conoces todo lo que ha vivido, desde que se estaba formando, llega hasta donde està y por favor dale un abrazo, se que para ti no hay distancias, y tampoco hay nada dificil mucho menos imposible. Que el pueda sentir ese abrazo tuyo Señor, por que se que lo amas con amor eterno, asì exactamente asì como es, tu lo amas. Gracias Señor.

Lizeth dijo...

No desprecies, hijo mío,
la corrección del Señor
ni te desanimes cuando te reprenda.
6 Porque el Señor corrige a quien ama...Pero si Dios no os corrige, como corrige a todos sus hijos, es que no sois hijos....
Además, nuestros padres aquí en la tierra nos corregían cuando éramos niños, y los respetábamos. ¿Por qué no hemos de someternos, con mayor razón, a nuestro Padre celestial, para obtener la vida? ..
HEBREOS 12:5 en adelante.