viernes, 28 de septiembre de 2007

EL AGRICULTOR Y LAS SEMILLAS


En el colegio donde estudié la primaria, acostumbraban premiar a las mejores estudiantes de una forma muy especial; colocaban una mesa grande y sobre ella ponían muchos obsequios. Habían juguetes, rollos de tela de varias yardas y también algunos libros. Nos pasaban una por una a escoger lo que más nos gustara. Una de esas veces, yo tenía el privilegio de ser la que pasara primero a escoger, estaban todos los premios en la mesa, pero aún antes de pasar yo sabia lo que escogería, así que fui directamente y tomé un libro muy pequeño , tendría unos 6 cm. de largo por 4 o 5 de ancho, era de pasta negra, el papel de las hojas era muy fino se sentía casi como tela de cebolla, el librito además tenía unos listoncitos de esos que tienen los libros grandes para marcar donde va la lectura. No tenía ningún dibujo, así que no lo escogí por eso, tampoco era un libro de cuentos. Escogí el libro por que me encantó su tamaño y diseño , solo por eso, aunque a mi siempre me gustó leer mucho desde niña, ese libro no parecía para niños y en realidad no lo era. (Lo comencè a leer al llegar a mi casa pero no lo entendì, años despues me di cuenta que era una obra famosa "La Imitaciòn de Cristo" de Tomás de Kempis)

Mis maestras estaban sorprendidas y molestas, se los noté en el rostro, ellas seguramente querían que escogiera algo de más valor monetario o algo màs apropiado. Pero yo no habría cambiado el librito aquel por nada. Para mi, era lo mejor que había en aquella mesa. Lo que era muy importante para mi en aquel momento, no era lo que mis maestras esperaban y si hubiese considerado el valor material seguramente habría escogido algo diferente, pero yo no pensaba en eso.

En muchos aspectos de la vida sucede lo mismo, lo que es importante para unos, vale poco o no vale nada para otros.
Espiritualmente también pasa eso, solo que en ese terreno, muchas veces ni nosotros sabemos que es lo que verdaderamente nos conviene y lo que no. El único que lo sabe con certeza es Dios. El es el que nos da a cada uno lo que necesitamos ,que no siempre es lo que queremos. El es el que tiene la sabiduría completa para ser el único justo.


Y es que ser justo no es darle a todos lo mismo necesariamente. Hay cosas que todos necesitamos y se nos da a todos, como el aire para poder respirar. Hay otras que solo queremos y que podríamos necesitar o no. Un niño podrìa querer tener una moto de verdad, pero el padre no se la darà porque sabe que le causarà un gran daño. Si a todos se nos diera la vocaciòn y una maravillosa voz para ser cantantes ¿quien serìa el pùblico?
Dios trata de formas muy especiales a cada ser humano.
Hay una parábola en el Antiguo Testamento que ilustra esto:
"Poned atención, escuchad lo que digo,
oíd con cuidado mis palabras:
24 Cuando un labrador va a sembrar,
no se pasa todo el tiempo arando,
rompiendo o rastrillando el terreno.
25 ¿No es verdad que, después de haberlo aplanado,
esparce semillas de eneldo o comino,
y que luego siembra trigo en hileras,
y que en los bordes siembra cebada y centeno?
26 Dios le enseña cómo debe hacerlo.
27 Porque el eneldo no se trilla,
ni se hace rodar sobre el comino una carreta;
sino que el eneldo se sacude con un palo
y el comino con una vara.
28 El trigo se trilla, sí, pero no sin parar;
se hacen pasar las ruedas de la carreta
y se separa el grano, pero sin machacarlo.
29 Así también hace sus planes el Señor todopoderoso.
Él tiene planes admirables
y los lleva a cabo con gran sabiduría. "Isaìas28:23


En esta parábola, el agricultor da diferente trato a cada semilla, aunque todas son buenas y útiles. El sabe que por el bien de cada una serán tratadas así. Dice el eneldo se sacude con un palo, y el comino con una vara, al trigo si se le pasa trillo, pero no para siempre. Y es que cada planta es tratada conforme a su resistencia, seguramente si se le pasa trillo al eneldo, se destruye, y lo mismo y se sacude con un palo el comino. De esa manera todas reciben el trato justo. El agricultor sabe: donde sembrarlas, como cuidarlas y como cosecharlas para obtener lo mejor de cada una. Todas sirven pero no para lo mismo. Unas maduran antes que otras, unas se adaptan facilmente a cualquier clima, otras no. Unas soportan altas tempeaturas, otras no. Unas son alimento que nutre, otras son condimento que dan sabor.

Si las plantas razonaran y hablaran , el trigo podrìa decir:-¿Por que a mi me pasan esa màquina llena de picos mientras al comino solo lo sacuden con una vara?, es injusto, una vara duele menos que esa màquina.- Pero para el comino que le pasen dando con la vara es lo màximo que puede soportar, mientras que el trigo soporta el trillo y eso hace que se separe el valioso grano, de la paja.

Nosotros somos como esas semillas, fuimos diseñados con un propósito especial y único, nuestro Creador está siempre como ese agricultor tratándonos de la manera que el sabe que será de mayor beneficio para nosotros y para lograr el propósito para el que fuimos creados.

Algunos maduran antes que otros, unos se adaptan facilmente a las circunstancias otros no. Algunos soportan pruebas muy dificiles, otros no.

La misión de algunos podría ser la de consolar, aconsejar, enseñar, a otros ; para hacerlo, podrìa tener alguna vez que pasar por experiencias parecidas y así serán preparados para ponerse en el lugar de la otra persona y podrán cumplir mejor lo que se les ha encomendado. También podría ser como las semillas que son condimento, el poner sabor a las cosas de la vida, a llevar una palabra amable, a llevar una palabra que haga sonreir o reir a otros, el llevar de alguna manera felicidad y gozo a otros. O podría ser el prestar ayuda , servir; descubrir cosas nuevas que beneficien a muchos. etc. Para todo lo que tenemos que ser y hacer , Dios nos va enseñando y preparando a través de cada experiencia buena o mala que nos toca vivir.

"Vosotros no habéis pasado por ninguna prueba que no sea humanamente soportable. Y podéis confiar en Dios, que no os dejará sufrir pruebas más duras de lo que podáis soportar. Por el contrario, cuando llegue la prueba, Dios os dará también el modo de salir de ella, para que podáis soportarla. "lCorintios10:13

13 comentarios:

Angie Sandino dijo...

Me ha encantado este post, es tan cierto que Dios nos brinda a cada cual lo que considera necesario para nuestra vida...

Gracias por compartir!
Mil besos y espero que tengas un hermoso octubre!

Lizeth dijo...

Gracias Angie, igualmente para ti.
Dios te bendiga.

Norma dijo...

Hola Liz
Está muy lindo tu escrito.
Me hace pensar cómo nos conoce y nos ama Jesús, cómo se adapta a cada uno de nosotros
Jesús, el Maestro, es cuidadoso en guiarnos con infinita compasión, de acuerdo a nuestras necesidades y debilidades.
Te saludo en el Nombre de Jesús
Muchos cariños

Manlio Hector dijo...

Hola amada tan amada de Dios !
Estoy de visita con gran alegría al leerte cada vez má y más como una preciosa semilla madura,que ha sido trillada tantas veces..y sigue creciendo y dando fruto.Fruto de amor y justicia.
Dios te bendiga siempre más de lo que esperas tan amada !

Mónica Lima Quinto dijo...

¡Es cierto!, Dios nos ofrece lo justo que el considera bueno para nosotros, en el tiempo más oportuno, doy testimonio de ello.
Salud Lizeth

♥♥♥JOSELYN♥♥♥ dijo...

Cuando llegue la prueba, Dios os dará también el modo de salir de ella, para que podáis soportarla. Confiar que Dios nos ama y quiere lo mejor para nosotros. Abrazos y Bendiciones hermana. Chau chau

CHC dijo...

Es hermoso saber que en la prueba, Dios nos ayuda a salir de ella. Un Dios de misericordia y amor, aun en el momento en que quiere probar nuestra fe, nos tiende la mano para seguir adelante.

Me gusto el relato del libro.

Paz.

Maese dijo...

Excelente de nuevo. Me has hecho reflexionar atra vez, y ahora ¿cuál es mi misión en la vida? A veces ni yo mismo me entiendo.
Saludois y que Dios te bendiga

Lizeth dijo...

Norma: muchas gracias, un saludo para ti tambien y buen viaje.

Hermano Manlio: gracias por tus palabras y bendiciòn. Me alegra mucho saber de ti.

Mònica: Así es, y se que tu lo puedes afirmar también por tu propia experiencia.

Joselyn: muchas gracias.

Chachi: Asì es, Dios es amor y misericordia y conocerlo es maravilloso.

Maese: me da gusto saber de ti de nuevo. Se que a veces pasa eso, ni nosotros mismos nos entendemos ni sabemos que queremos ni que hacer. Pero podemos clamar a Uno que si sabe lo que es bueno par que El sea el que nos guìe y nos conduzca segùn su plan perfecto.

Dios los bendiga.

FENIX dijo...

Tus letras,me sirvieron muchìsimo, hay ocasiònes que me ciego, no puedo o no quiero ver, seguirè aguantando, sè que lo resistirè.

gracias amiga !!!

Lizeth dijo...

Javier: Es una de las formas que Dios nos habla,primeramente el mensaje ha sido para mi, yo tambien siento a veces que ya no soporto màs y se lo he dicho , El me responde de diferentes maneras, por ejemplo de esta :"El trigo se trilla, pero no para siempre", es un consuelo saber que las cosas que nos angustian no permaneceràn para siempre y que nos ayudaràn para sacar algo bueno de ellas. Se que es dificil soportar las adversidades, lo se por que es una experiencia personal, muchas veces siento que no resistirè màs. que lo que estoy pasando ya es demasiado, pero te aseguro que ahora mismo, vuelvo la vista atras y veo de cuantas cosas que he dicho:- no puedo màs-, Dios me ha sacado y me asombro de saber que he salido por su gran misericordia y poder. Tu tambien saldràs. Estarè orando por ti y tu familia. Ten la seguridad de que Dios te ama en gran manera.

Carolina Bravo dijo...

Esta super muchas gracias!!

Lizeth dijo...










A ti, gracias por tu visita. Hoy leí un mensaje muy especial en tu página. Dios siempre nos habla. Dios te bendiga.